En los cuentos continuamente se les mencionaba. Seres mágicos pertenecientes al mundo de las hadas que elevaban juramentos a dioses antiguos y dedicaban sus vidas a defender sus tierras sagradas de oscuros peligros. Enfundado en cuero y revestido con los tonos pálidos de los bosques norteños, el rebelde cabello cayendo sobre sus hombros y su gesto torvo, para la joven Layr quedó patente, desde el primer instante, que aquel hombre silencioso era su abnegado protector.

Diez años después, ni las nuevas cicatrices, las canas que moteaban de gris su pelo o su andar más encorvado habían logrado empañar aquella impronta.

Ante el estupor de su madre, reclamó la jarra de cerveza de sus temblorosas manos y partió en dirección a la mesa. No esperaría un año más…

Fragmento de “Alguien tiene que hacerlo“, de FJ Sanz.

 

 

Lectura gratis como menú de degustación

¿Vas a comprar un libro sin conocer antes si te gusta cómo escribe su autor?

Aunque el escritor FJ Sanz cuida con gran esmero las portadas de sus libros y las sinopsis que aparecen detrás (¿has visto la portada de DRH? ¿a que es impresionante?), prefiere darte a conocer su obra de la mejor forma posible: ofreciéndote leer algunas de sus historias gratis.

De esta forma y sin pagar nada, podrás comprobar si es el estilo de lectura que buscas para tus momentos de ocio.

¿Qué tienes un rato libre y te apetece leer algo sorprendente? Prueba con Ceniza. ¿Que quieres algo más épico? La oportunidad es lo que buscas. ¿Atrevido? La leyenda de Dómino no te dejará indiferente. ¿Te va lo escalofriante? Blanca prórroga te sobrecogerá.

Y muchos más relatos te esperan a tan sólo un click de distancia.

 

En tu Kindle o lector de libros electrónicos favorito

No te preocupes si no te gusta leer en la pantalla de tu ordenador, tablet o móvil, pero quieres disfrutar de estos fantásticos relatos.

La solución la tienes en Fantasía y Ficción en pequeñas dosis, la antología de relatos escritos por FJ Sanz que podrás adquirir para tu dispositivo o eReader preferido.

 

Relatos de FJ Sanz

A través del ciberespejo [Relato de ciencia ficción]

“Sí, ya se ha dado cuenta de que la miro, de que no la pierdo de vista. Rehúye la mirada, pero sólo al principio. Sí, comienza a creérselo, que por fin alguien se ha fijado en ella y eso le da algo de confianza. No tanta como para acercarse e iniciar una conversación, pero sí para no cerrar puertas a que sea yo quien lo haga […]”

Alguien tiene que hacerlo [Relato de fantasía oscura]

“Por encima de su hombro asomaba la cruz de una espada, que ninguno de los presentes en la posada lamentaba haber visto nunca desenvainar […]”

Así comienza la historia… (Zahiri y Zihara 1) [Relato de fantasía]

“Aquellas voces llegaron desde la puerta de la posada. Una puerta que nadie en el lugar, pendientes de lo que sucedía en aquella mesa, había escuchado abrirse ni cerrarse después. Unas voces aterradoramente femeninas, que provocaron que todas las cabezas se volviesen en su dirección […]”

Bases de una futura traición [Relato de ciencia ficción]

“Permitidme tan sólo haceros extensible las esperanzas que laten, aún muy vivas, en el pecho de todas las representantes, tanto de las que se hallan aquí reunidas como de las que no, así como rogaros que siempre tengáis presente que las mejoras genéticas de las que se os dotará tienen como única y última finalidad el bienestar de la especie […]”

Basura humana [Relato apocalíptico]

“Pero lo que más perturbaba a los mandos era que aquella cosa permaneciese inerte. Pronto quedaron atrás las delicadezas y comenzaron a bombardearla con todo cuanto se les pasó por la cabeza, ansiosos de que lanzase alguna lectura, de que respondiese de alguna manera a tan agresiva provocación […]”

Blanca prórroga [Relato paranormal]

“Y Emilie tiró. Tiró de los brazos extendidos de Marko como jamás había tirado de nada en toda su vida. En sus oídos percutieron los alaridos de su esposo, robándole los ánimos. Pero continuó tirando. Apalancó los pies en el resbaladizo pavimento y, exhalando un chillido, el cuerpo de Marko resbaló inconsciente sobre la nieve […]”

Cálculo de humanos [Relato de ciencia ficción]

“El valor de nuestro trabajo ha consistido en confiar a una máquina una ingente cantidad de información, años y años introduciendo datos de manera continuada, relativa tanto a los ecosistemas que nos competen como referente al propio ser humano. Costumbres, formas de pensamiento, religión, caracteres, acción-reacción, desarrollos culturales, características de las etnias, acontecimientos históricos y sus consecuencias, condiciones climáticas y del terreno, tendencias, ambiciones, impulsos, necesidades, capacidades, anhelos… En definitiva, todo lo que hace al ser humano tal y como es […]”

Cruzada [Relato de fantasía épica]

“El caballero se apartó de su montura cuando ésta cayó a plomo con un sonoro chasquido al romperse el espinazo contra la piedra que recubría el suelo del Castillo de Warehall. Su mente no albergaba dudas y avanzó matando y quitándose de en medio a cuantos adversarios se anteponían en su implacable recorrido. La oscura sangre de los orcos resbalaba por su arma hasta la empuñadura, donde sentía la tibieza en las manos bajo los metálicos guanteletes, e impregnaba su áurea armadura plasmando macabros dibujos en su diseño.. […]”

De noche [Relato gótico]

“No mato. No asesino a mis presas. Me alimento lo necesario y dejo que piensen que simplemente ha sido una pesadilla. ¿O un intenso sueño que dudan si ha resultado horrible o tremendamente placentero? No lo sé, pero no acabo con ellos. Sólo el hombre es tan estúpido como para destruir el medio que le da de comer. Y mi humanidad forma parte del pasado […]”

El globo (#historiasdemiedo concurso Zenda) [Relato paranormal]

“Aquella angustiosa sensación se acrecentó, perturbando mi sosiego natural, y no me costaba en absoluto imaginar cómo aquel cinco retorcido se aventuraba a cruzar los límites del despacho para internarse en nuestro dormitorio […]”

Elvhay Darkbreeze [Relato de fantasía épica]

“El polvo del camino me cubría de pies a cabeza, el sudor cegaba mis ojos y me pegaba el pelo a la cara. En aquellos momentos solamente pensaba en darme un revitalizador y purificador baño. Al menos, así era hasta que la vi […]”

La leyenda de Dómino [Relato de Warhammer]

“La cadencia de su voz asalta las puertas de mis pensamientos e imprime en mi mente libidinosas sensaciones, así como el despertar de un emergente deseo. En abierta oposición al embrujo, cierro los puños con fuerza, las uñas se clavan en la palma de mis manos […]”

Larga espera [Relato paranormal]

“—No es ser egoísta desear que acabe el sufrimiento de una persona, con mayor motivo si se trata de un ser querido. Hay ocasiones en las que aferrarse a la vida deja ya de tener sentido. Tanto para la persona que lo padece como para quienes la rodean. No tiene nada de malo anhelar un poco de paz […]”

Las manos ociosas [Relato gótico]

“Ni siquiera el silbido del ocasional viento que se cuela por las ventanas rotas me sirve de alivio. Hace aletear las esquinas de papel, pero no es capaz de arrancar las hojas y hacerlas volar. La sangre, ahora seca y oscura, las dejó ancladas para siempre […]”

Pureza [Relato de Warhammer 40.000]

“Una vez dentro, sus ojos grises examinaron minuciosamente las planchas de metal y engranajes mecánicos que recorrían los angostos y fríos pasajes mal iluminados de la construcción. En lugar de polvo era herrumbre lo que arañaban sus botas al caminar, acompañando sus decididos pasos de estridentes chirridos que resonaban en aquellas cámaras como los grotescos gemidos de las almas condenadas […]”

Que merezca la pena [Relato de fantasía oscura]

“En un estrechamiento del corredor, un infeliz permanecía en pie, muerto, empalado en las tres hojas del siniestro resorte que surgía del suelo. Las cuchillas sobresalían a su espalda, rojas por la sangre del intruso. Gotas congeladas como estalactitas globulares que nunca caerían al suelo […]”

Trueque de sangre [Relato de fantasía oscura]

“En efecto. Mira la cara, amoratada, con la mandíbula desencajada, los ojos entrecerrados por la hinchazón, el pómulo hundido, la ceja partida… Y eso de lo que se ve. Debajo de la ropa el cuerpo debe estar hecho un poema. Menos mal que la necrofilia no forma parte de uno de mis apetitos, porque no iba a ser un plato de gusto […]”

Un cable suelto [Relato apocalíptico]

“»No deberíamos haber existido, Max —anunció, por primera vez advirtiéndose un tono de gravedad en su voz—. Ni nosotros ni ningún otro animal de nuestra historia. Sólo aquellos primeros protoseres debieran haber sido sometidos al estudio de aquellos que ingeniaron toda esta maquinaria […]”

Un Día de muerte [Relato de terror]

“El jardín a su derecha acogía a un puñado de plagados que pronto dejaron atrás. No así a su izquierda, más allá de los primeros edificios del sector. Sería una locura intentar pasar con tantos infectados al acecho. Siguieron al frente, muy atentos a los plagados que pudieran aparecer entre las columnas, tan próximas a los comercios […]”

Un gato en casa [Relato paranormal]

“Oigo a Tari. Está en el salón, encerrada. Ayer se portó mal y la castigué impidiéndola dormir conmigo. Está maullando como loca. Jamás escuché semejantes alaridos. Se está desgañitando hasta la extenuación […]”

 

Relatos seriados de FJ Sanz

Ashirya (I). La Llegada [Relato apocalíptico]

“Sonreía con su cara angelical, ajena a las armas de todo calibre que la apuntaban y retenían en su mira. Ésa era la esperanza de los tiradores, tropas de élite entrenadas hasta el límite y perfectamente disciplinadas, pensar que no habían sido localizados. Porque de suceder lo contrario y que de todos modos fueran ignorados como simples insectos, resultaba una idea más que preocupante […]”

Ashirya (II). La Revelación [Relato apocalíptico]

“Sin embargo, fue otro incidente el que premió a la prensa con el ansiado material por el que había rezado desde hacía días. Un material dotado con el morbo esencial para convertirlo en el grotesco espectáculo del momento […]”

Ashirya (III). El Juicio [Relato apocalíptico]

“Llegasen o no a impactar los misiles contra el monolito, tan terrible fue la violencia desatada que cielo y tierra sufrieron un colapso. Primero absorbieron lo que después escupirían con vengativa generosidad […]”

Ceniza (0) [Relato de fantasía oscura]

“Un borrón se materializó frente a él, aún a varios pasos de distancia. El humo cobró las proporciones de una mujer, que al punto enarboló contra él la hoja de una espada de monstruosa factura […]”

Ceniza (1) [Relato de fantasía oscura]

“Sin duda hablaba con una madurez impropia para su edad. Aunque quizá no fuera tan joven como aparentaba. Su aspecto aniñado daba lugar a la confusión. Pero sus ojos […]”

El origen de Dómino [Relato de Warhammer]

“El universo de Warhammer no es tan plácido como el que podemos encontrar en otras sagas de la fantasía épica popular, tales como Reinos Olvidados o Dragonlance. La corrupción acecha en cada esquina, los pérfidos Dioses del Caos tiran de sus hilos y toda criatura (sea humana o no), puede convertirse en un pelele más en su suprema batalla por la hegemonía […]”

El origen de Dómino (1) [Relato de Warhammer]

“Pero hubo otros que contarían historias de sobrecogedora magia y letales sombras que aniquilaban con total desapego a sus enemigos. Fueron aquellos que, sobreviviendo, habían visto luchar a los desconocidos elfos […]”

El origen de Dómino (2) [Relato de Warhammer]

“Pudo sentir como el humano ahogaba un gemido y estallaba de puro éxtasis en su interior, antes de retirarse entre apresurados jadeos y proceder a subirse los pantalones […]”

El origen de Dómino (3) [Relato de Warhammer]

“De sus ropas, rudamente desgarradas en un principio, apenas sobrevivían más que negros jirones en torno a sus brazos y piernas. Sus pies desnudos buscaban sostén sobre una mullida alfombra que la salvaba de una segura congelación en contacto con el frío piso. La chimenea era alimentada de manera continua, creando en la estancia una recargada atmósfera de humo y sofocante calor […]”

El origen de Dómino (4) [Relato de Warhammer]

“El lado izquierdo de su semblante no era más que una sanguinolenta masa de carne machacada y huesos reventados. Tenía rota la mandíbula y el pómulo hundido más allá de lo imaginable. Lo del ojo… era aún peor […]”

El origen de Dómino (5) [Relato de Warhammer]

“La mujer, lejos de mostrar aquella estrábica actitud con la que habitualmente los recibía, ahora, parecía mucho más despierta; y activa. Así lo atestiguaban los oscilantes movimientos de su pelvis contra el soporte revestido de cuero. Y sus débiles gemidos […]”

El origen de Dómino (6) [Relato de Warhammer]

“—Me has decepcionado, mi hermosa criatura —continuó, cambiando el tono de su voz—. Nunca esperé semejante traición por tu parte. Entregarte de tal modo a unos sucios campesinos, permitir que mancillaran tu cuerpo, un precioso regalo que tan sólo a mí me correspondía degustar… Ahora te miro y siento asco […]”

Heraldos de la Tormenta: Mazmorras de Ventormenta (I) [Relato de World of Warcraft]

“Tratando de abrir brecha, la paladín arremetió con fuerza con el propósito de reunirse con las oriundas de Darnassus. Su arma volaba en amplios arcos, reventando cráneos cuando no quebraba extremidades. Desde una segunda línea, la bruja lanzaba descarga tras descarga de energía oscura […]”

Kyress (0) [Relato paranormal]

“«Allí está. Tiene que ser ella. No es como me la esperaba, quizá más alta, más torpe en la forma de caminar. No, no es torpe, sólo desmañada. Pero es normal, sólo tiene quince años. Y es rubia. No sé por qué es tan importante este detalle, pero lo es. Ha de ser ella, tiene […]”

Kyress (1) [Relato paranormal]

“Trierne esperaba a solas en la habitación, sentada en una incómoda silla frente a una mesa puramente funcional. El único fluorescente del techo apenas bastaba para iluminar aquel lugar de paredes rudas y grisáceas. Todo había pasado tan rápido que apenas era consciente de cuanto había ocurrido desde que aquel par de gorilas se la […]”

Kyress (2) [Relato paranormal]

“—¿Qué tal te fue? Trierne interrumpió su conversación con el aquel joven acicalado con piercings en las cejas y gorra de beisbol, para desbocar toda su furia contra el dueño de aquella voz. —¡Tú! —Hola, Trierne —la saludó él, sonriendo […]”

Kyress (3) [Relato paranormal]

“—Muy… espacioso. Tras un paseo desde el restaurante de comida turca, habían llegado a un complejo de apartamentos en una zona tranquila de la ciudad. El hombre había conducido a Trierne hasta la sexta planta del edificio y, una vez allí, la invitó a entrar. Quizá la joven debería haberse planteado lo poco oportuno de […]”

Kyress (4) [Relato paranormal]

“—¿Y para qué me iba a hacer falta? —Nunca se sabe. Podrías encontrarte con cualquier cosa. Llevaban toda la tarde hablando, a veces sentados en el colchón, en otras ocasiones aprovechando el espacio libre de la habitación para que él pudiera desarrollar sus demostraciones […]”

Kyress (5) [Relato paranormal]

“—Recuerda. Estate tranquila y relajada. Tienes que estar receptiva o de otro modo me cerrarás el acceso. —Lo dices como si supiera lo que estoy haciendo. Trierne permanecía sentada en el colchón, mientras él, a su espalda y con las manos sobre sus hombros, la iba guiando en el proceso […]”

Kyress (6) [Relato paranormal]

“-Es tan… extraño. Trierne daba cortos y titubeantes paseos por la casa, tan torpe como un bebé en sus primeros pasos. Mientras, él no se había movido del colchón ni cambiado de postura. -¿Me lo dices o me lo cuentas? Te recuerdo que soy yo la que está viendo cómo haces tropezar mi cuerpo por […]”

Kyress (7) [Relato paranormal]

“-¿Llevas mucho tiempo esperando? Trierne yacía recostada contra la puerta del apartamento, la cabeza caída hacia atrás, mirando el techo del pasillo. Apenas se giró para mirarle. -Llegas tarde, como siempre […]”

La oportunidad (1) [Relato de fantasía oscura]

“Dio buena cuenta del contenido de su copa y se volvió para realizar una estimación del posible valor de aquella recua de despojos humanos que se reunía bajo el humo en las sombras […]”

La oportunidad (2) [Relato de fantasía oscura]

“Bebed cuanto deseéis; el gasto correrá a cuenta de la casa. El tabernero pondrá a vuestro servicio habitaciones para que paséis aquí la noche. Mañana, comenzará la búsqueda […]”

La oportunidad (3) [Relato de fantasía oscura]

“Un chasquido la despertó de su ensoñación a tiempo para volver la cabeza y observar a sus compañeros que, con el acceso ya franco, hacían imperiosos aspavientos para que se reuniera con ellos […]”

La oportunidad (4) [Relato de fantasía oscura]

“En el rostro de comadreja de Laiols se pintó una sonrisa al descubrir las bisagras que permitían la apertura de la compuerta. Una cálida luminosidad los fue envolviendo a medida que el salteador abatía la puerta secreta hacia el interior de la habitación a la que daba el pasadizo […]”

La oportunidad (5) [Relato de fantasía oscura]

“El estrépito del cristal al romperse en mil pedazos apartó la atención del otro garashita de sus propias pesquisas. Allí, sobre el barro que el líquido iba formando, yacía una mano cercenada a la altura de la muñeca […]”

La oportunidad (6) [Relato de fantasía oscura]

“A medida que se aproximaron pudieron encajar las piezas del enigma. Lejos de flotar, aquel miserable zahrko oscilaba como un muñeco por un grueso virote que le atravesaba el pecho. Los extremos del proyectil estaban sólidamente encajados en el marco de la ventana, a modo de travesaño […]”

La oportunidad (7) [Relato de fantasía oscura]

“La lagara no contestó. Se limitó a exhibir aquella presuntuosa sonrisa que mostraba siempre que el menhori le preguntaba. Con aquel inquietante gesto daba la impresión de saber mucho más de lo que debería. Tal vez lo estuviese conduciendo a una celada. Bien. En tal caso no lo pillaría desprevenido […]”

La oportunidad (8) [Relato de fantasía oscura]

“Pese a tratarse de un hombre de nervios templados, aquel pasaje en concreto resultaba especialmente sombrío a sus sentidos. Los sonidos reverberaban de manera extraña contra los muros, levantando confusos ecos que le ponían la piel de gallina. En más de una ocasión se descubrió con la primera estrofa del Ángel Redentor acudiendo a sus labios […]”

La oportunidad (9) [Relato de fantasía oscura]

“El rostro de ella, muy cerca del suyo, esbozó una tímida sonrisa, casi un gesto de disculpa que bien podría haber sido acompañado de un ligero encogimiento de hombros, seguido de un lacónico te lo advertí […]”

Os presento a Heraldos de la Tormenta [Relato de World of Warcraft]

“El resto de la compañía siguió a la carrera los pasos de su compañera, sólo para encontrar los restos humeantes del edificio que anteriormente fuera un taller de ingeniería. Entre el polvo resplandecía un cubo de hielo azulado, medio enterrado en el pequeño cráter que el estallido había horadado en el suelo. En su interior permanecía atrapada una familia figura […]”

 

Microrrelatos de FJ Sanz

A través del espejo [Relato paranormal]

“Odio cuando el espejo refleja a alguien que no está detrás de mí […]”

Amada traición [Relato gótico]

“—¿Por qué…? La vida escapaba de su cuerpo con implacable premura […]”

Cura viral [Microrrelato de ciencia ficción]

“—Señor, le informamos de que el virus a1k0 ha sido neutralizado […]”

Dial muerto [Relato paranormal]

“—¡Ja, ja! ¡Vaya cara! —se burló ella al entrar, sin necesidad de encender las luces—. ¿Qué estás vien…? ¡Pero qué es eso! ¡Quítalo! ¡Quita eso! ¡Apágala! ¡Pero por qué no la […]”

El pasajero [Relato de terror]

“No en vano había recibido el reconocimiento público de sus iguales, además de convertirse en objeto de la recepción de una honrosa condecoración por la valía de sus acciones durante una emotiva ceremonia […]”

El patito de goma [Relato de ficción]

“—Calla. No hables —susurró ella, mientras acariciaba con la mirada el pringoso patito de goma teñido de rojo. Y sonreía—. Lo sé todo […]”

Érase una vez [Relato de ficción]

“De cómo, una vez superadas las taras puramente culturales, abrazó a sus semejantes, ignorados absurdos recelos como la raza, el sexo o la religión, hermanados por una causa superior en sí misma: el ser humano […]”

Exilio [Relato de fantasía épica]

“No me dio opción. Vi cómo se mordía el labio con rabia y, con toda la determinación que atesoraba en su menudo cuerpo, se arrojó a retomar el camino allí donde lo habíamos dejado […]”

Fatídica esperanza [Relato apocalíptico]

“—Por qué no giraste la llave… ¡Por qué! […]”

Invasión [Relato de ciencia ficción]

“Se presentaron como miembros de una reducida expedición de exploración, dedicada al descubrimiento de nuevas culturas y civilizaciones, con la única intención de compartir conocimientos y hacernos partícipes de los grandes logros que había alcanzado su especie […]”

Invasion (English) [Relato en inglés de ciencia ficción]

“They introduced themselves as members of a small expedition, dedicated to the discovery of new cultures and civilisations, with the sole purpose of sharing knowledge and making us privy to the great achievements of their species […]”

Pasaje [Relato de fantasía épica]

“Eran las primeras palabras que pronunciaba desde hacía horas. Que un alma divertida y soñadora mantuviese una actitud tan ausente me llenaba de preocupación; y que decidiese abandonar su solitario aislamiento para quejarse de una sensación que no era real logró que por un momento la angustia hiciera presa en mi pecho […]”

Propia pureza [Relato de ficción]

“Los examinaba minuciosamente y no dejaba de tomar buena nota de toda falta que hallaba en ellos y que él era susceptible de poder padecer. A fin de cuentas, no entendía por qué las personas se mostraban tan incapaces de aprender de los errores ajenos y adaptar estas enseñanzas a su propia existencia […]”

Salvada por un ángel [Relato de ficción]

“—Eso no importa —lo aplacó el desconocido—. Lo que sí importa es que puedo salvar a su hija […]”

The Rubber Ducky (English) [Relato en inglés de ficción]

“—Hush. Don’t speak —she whispered, as with her look she caressed the sticky rubber ducky smeared in red. And she was smiling—. I know everything […]”

 

 

Biografía del autor

FJ Sanz

FJ Sanz es uno de los autores emergentes de la fantasía épica del panorama español.

En 2004 aparece Ojos de Jade I: Syntyma, la primera novela de su conocida saga. Ésta le seguirán Ojos de Jade II: Naamari (2006) y Ojos de Jade III: Kylma (2010). Aún con misterios por desentrañar, en 2016 publica Legado de Sombras, un libro independiente que continúa el hilo de Ojos de Jade.

Con DRH: Donde Reside el Honor (2017) FJ Sanz marca un punto y aparte en su trayectoria literaria, sumergiéndose en los retorcidas tramas de la fantasía oscura más dura y descarnada.

En Fantasía y Ficción en pequeñas dosis (2015) reúne una antología de relatos breves, una sorprendente mezcolanza de estilos, siempre englobados en el género de ficción.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies